Estudiantes y profesionales buscan una experiencia de intercambio para enriquecer su currículum y la propia vida; la preparación es sumamente importante, por lo cual te compartimos algunos consejos para que aproveches mejor esta experiencia

 

PREPÁRATE CON TIEMPO
No dejes todo para un semestre antes de tu partida, quizás no puedes hacer toda la papelería dos años antes, porque no tendría sentido, pero lo que sí puedes hacer y que le dará un gran respiro a quien pague el intercambio, es comenzar a ahorrar y fijar una cantidad aproximada de los gastos. Esto lo puedes hacer investigando cómo es el nivel de vida del país al que pretendes ir, qué puede ser lo más caro y lo más barato que encontrarás, cuánto vale la moneda de aquel país en tu moneda nacional, etc.; y si puedes consigue algún contacto que haya vivido o al menos visitado aquel país para que tengas una noción más amplia.

LO ACADÉMICO
Esto va a depender de tu universidad y los arreglos que se tengan, normalmente si viajas a otro país con idioma distinto, te evalúan de manera diferente y tienen más consideraciones. Muy rara vez los sistemas de tu universidad y a la que te diriges son iguales o siquiera parecidos, así que es algo que tendrás que arreglar antes de irte. Lo ideal es que hagas una homologación de materias para que al regresar no tengas que hacer cursos de verano o te conviertas en alumno irregular. Aprovecha al máximo la que será tu nueva universidad. Si ya estás allá, involúcrate en los programas que ofrezcan y vive la experiencia de estar en una universidad distinta a la tuya. Métete a talleres, asiste a las exposiciones, excursiones, etc.

EL IDIOMA
Esta es una cuestión que debes tomar muy en serio. De preferencia viaja a un país donde hablen el mismo idioma que tú, pero si no lo haces, necesitas practicarlo lo más que puedas si ya lo estudias y si no, lo ideal es que tomes algunas clases de este idioma. De alguna manera te las puedes arreglar si no hablas el idioma, pero es mucho más fácil si al menos aprendes las frases y palabras más útiles.
Es muy importante que tengas presente que al hablar no tendrás tiempo de buscar en el diccionario; con esto me refiero a que en la vida real no es como en una clase de idiomas. Si no sabes cómo decir algo tal cual como lo viste en clases, no te quedes callado, hay muchas maneras de decir una misma cosa.

EL CLIMA
Este puede ser un factor que realmente influye, tanto que puede determinar el comportamiento de las personas. Cuando estés decidiendo el lugar al que quieres ir, es muy importante que tomes el factor clima en cuenta; ya sea que quieras quedarte en un lugar con una temperatura más o menos parecida a la de tu país o quieras probar algo muy diferente. Si tu caso es la segunda opción, toma tus precauciones y prepárate lo mejor que puedas.

ADAPTACIÓN
Al llegar a un país diferente, te puedes llevar muchas sorpresas por el cambio en el estilo de vida, si vives en Latinoamérica y planeas ir a otro país parecido, puede ser que tu caída sea un poco más suave, pero sigue siendo un cambio.
Si eres latino y quieres ir a países como Canadá, Francia, Inglaterra, Alemania, China o algo completamente distinto, las cosas serán muy diferentes a tu país. Ni la gente, ni la comida, ni la ciudad, ni nada son como las conoces. Puede llegar a ser desesperante, pero es lo interesante de conocer una nueva cultura, desarrollarte como persona y aprender todo lo que puedas.

Ir de intercambio no es solo viajar de lo lindo, estar sin tus padres y poder llegar y salir a la hora que quieras sin avisar. Cuando estás solo aprendes mucho, y sobre todo, descubres quién realmente eres y de qué eres capaz. Lo que vayas a hacer no va a importarle mucho a nadie en aquel país, y esa es un arma de doble filo: puedes llegar a sentirte muy libre o muy solo y cual sea el caso, aprenderás a ser independiente.
¿Qué es lo que tú mismo, tus padres y amigos esperan de ti con este intercambio? Nada. Solo ten en mente esto: da lo mejor de ti. Las cosas se darán conforme a la marcha y si no salen como tú lo esperabas, no significa que estén mal. Lo importante está en hacer lo que creas correcto y lo que para ti será de provecho.

Habrá presión desde tu país y también al que llegues. Te toparás con gente que no hará el mínimo esfuerzo por entenderte y te sentirás incompetente, pero el hecho de salir de tu zona de confort te cambiará de por vida.