México cuenta con una gran diversidad en cuanto a los paisajes que podemos disfrutar, lo mismo podemos aprovechar la playa, el desierto, la selva o las montañas y sin duda el estado de Chihuahua tiene mucho que aportar en este último tema con las hermosas postales que nos regala la Sierra Tarahumara.

Barrancas del Cobre, llamadas así por su tono cobrizo que destaca al recibir los rayos del sol. Este hermoso lugar se encuentra enclavado en el corazón de la Sierra Tarahumara y en su haber cuenta con mucha historia y riquezas naturales para ofrecer al turista año con año.

De acuerdo a los conocedores del lugar, quienes pueden visitarlas pueden apreciar las barrancas más largas y profundas, incluso más que las del Gran Cañón de Arizona. Sus imponentes paredes cobrizas protegen leyendas, tradiciones de los rarámuris o tarahumaras quienes conservan su estilo de vida ancestral. Estas barrancas han sido su hogar durante siglos y sus vidas se entrelazan con las montañas.

Barrancas del Cobre o el Cañón del Cobre se denomina al sistema conformado por siete barrancas. Localizado en la Sierra Tarahumara en el noroeste del estado mexicano de Chihuahua en México. El sistema de cañones es cuatro veces más grande en extensión (60 mil km²) y casi dos veces mayor en profundidad que el Gran Cañón de Colorado en Arizona, en Estados Unidos. Es hogar de los indígenas rarámuris o tarahumaras.

Las Barrancas sorprenden con sus bosques. Tienen para los turistas diversas actividades, entre las que destacan acampar, avistar aves o simplemente admirar la contrastante vegetación a lo largo del camino. Los tonos y las formas siempre cambiantes de la sierra parecen derretirse en el horizonte.

Una experiencia que no podemos dejar de vivir si vamos a este hermoso lugar es la aventura de hacer un viaje por El Chepe, el tren que recorre las Barrancas del Cobre que comienza en Chihuahua y termina en Los Mochis, atravesando túneles y la grandiosa Sierra Madre.

Barrancas del Cobre es atravesado por la ruta de tren Chihuahua al Pacífico, conocido como “El Chepe”. En el tramo Divisadero-Los Mochis, el tren se interna en la montaña para atravesar la agreste geografía, pasa junto a precipitosos acantilados, cruza 86 impresionantes túneles cortos y largos, y 37 espectaculares puentes que libran caudalosos ríos. Este es un importante sistema de transporte y un atractivo turístico. Hoy puede llegarse por carretera desde la ciudad de Chihuahua, aproximadamente en cinco horas, y penetrar en las barrancas por caminos rurales. Sobrevolarlas en helicóptero es una experiencia sobrecogedora y magnífica.

Historia

El cañón es el hogar tradicional de los tarahumaras (rarámuris). Cuenta la leyenda que las barrancas de la Sierra Tarahumara se formaron durante la creación del mundo, cuando las piedras aún no cuajaban y eran maleables. La metáfora se refiere a un suceso tectónico que hace más de 20 millones de años dio origen a esta espectacular red de cañones sobre una extensión de 60,000 km².

El sistema debe su nombre a una cañada famosa por sus minas de cobre pero son muchas las que suceden a lo largo de 600 km. Entre las barrancas más importantes se cuentan: Urique, la más profunda de México (1.879 m); La Sinforosa, por cuyas laderas caen las cascadas Rosalinda y San Ignacio; Batopilas (declarado Pueblo Mágico el 19 de octubre de 2012), donde viven algunas de las comunidades tarahumaras más tradicionales; Candameña, donde se encuentran Piedra Bolada y Baseaseachi, las dos cascadas más altas de México, y la peña El Gigante, una roca de 885 m de altura; Huapoca, que alberga sitios arqueológicos de la cultura paquimé, y Chínipas, una de las menos conocidas, en cuyo fondo se asienta la misión más antigua de la Sierra Tarahumara.

 

 

ACTIVIDADES TURÍSTICAS

• Cascada Basaseachi y Piedra Volada

• Visita a las comunidades

• Pueblos y misiones tarahumaras

• Caminatas y campamentos

• Paseos a caballo

• Observación de aves y pesca

• Escalada en roca

• Bicicleta de montaña

• Rafting

• Teleférico de Barrancas del Cobre