Viñedos artesanales cuidados por familias dedicadas a la actividad vitivinícola, campos llenos de uvas que darán vida a deliciosos vinos, eso y mucho más podrás encontrar. El verano ha comenzado, el tiempo para caminar las calles, plazas, playas y por qué no, los campos de México; si eres amante del buen vino y los paisajes al aire libre seguro que la Ruta del Vino del Valle de Baja California te encantará.

 

La Ruta del Vino, como se le conoce a la región ubicada en lo zona rural entre Ensenada y Tecate, goza de un clima mediterráneo inigualable, en el que además de la uva, es pródiga en olivares, cuyos sabores se combinan para dar aromas y sabores a los vinos que ahí se producen.

 

En este hermoso lugar existen un total de 89 micro, pequeñas y medianas empresas vitivinícolas y viñedos, entre familiares, artesanales y de gran escala. Su producción ha hecho que la región Ensenada-Tecate destaque al obtener varios premios a nivel internacional.

 

Fernando Cuevas, guía de turistas de la empresa Tour in Baja, que entre sus servicios ofrece una visita a diversos viñedos de la Ruta del Vino, comparte que quienes hacen este recorrido quedan fascinados al poder disfrutar la combinación de aromas y sabores de uva, olivo y otros que son únicos es esta zona.

 

La Ruta del vino se ubica en el noreste de Ensenada y el suroeste de Tecate, que incluye los poblados Valle de Guadalupe, San Antonio de las Minas, Santo Tomás, San Vicente, Ojos Negros, Valle de Tanama, Valle de La Grulla y Valle de Las Palmas.

 

La Antigua Ruta del vino está al sur y oeste de Ensenada, que comprende los poblados de Santo Tomas y Ojos Negros, respectivamente. Quienes tienen la oportunidad de vivir esta experiencia

pueden apreciar los más emotivos atardeceres.

 

Por su clima mediterráneo, Baja California (La Ruta del Vino) es ideal para el cultivo de la vid, el olivo (aceitunas y aceite) y la producción de quesos (Real del Castillo).

 

El carácter único de la Ruta del Vino se debe a sus primeros pobladores, quienes fueron los grupos nativos Kumiai, así como los misioneros ibéricos y mexicanos, mismos que sentaron las bases de la mayor parte de la actividad económica que hoy se desarrolla en esta zona del norte del país.

 

Posteriormente llegaron inmigrantes de Rusia y de diversas partes de Europa, como Francia e Italia, todos ellos que hicieron su aportación para que se le conociera como como la Ruta del Vino, dado que supieron visualizar las bondades de la tierra, así como el clima privilegiado de esta zona del norte de México.

 

Si esta ruta está entre tus planes de vacaciones, entre las actividades que no te puedes perder están: visita a los viñedos y casas vitivinícolas, museos, centros artesanales, galerías de arte, recorrido por los cultivos de vid, degustaciones, fiestas de la vendimia, paseos a caballo, visita a aguas termales, por destacar algunas. Entre las casas vitivinícolas y viñedos que se encuentran en este lugar destacan L.A. Cetto y Santo Tomás, mismas que han ganado reconocimientos a nivel internacional por sus vinos. En la zona comprendida como la Ruta del vino existen 50 restaurantes, 26 hoteles, 19 ranchos y balnearios, ocho Museos, sitios históricos y atractivos.

 

También comprende tres comunidades nativas y artesanías: Kumiai San Antonio Nécua, Kumiai La Huerta y Kumiai San José de la Zorra. Comprende cuatro sitios naturales: Cañón El Salto, Cascada del Arroyo de Guadalupe y aguas termales, Ojo de agua La Tortuga y Salto del Agua y La Higuerilla. Hay además 50 centros para compras y boutiques.

 

Las cabalgatas en las haciendas y hoteles boutique son una de las muchas actividades que el turista puede realizar, además de disfrutar de los spas que se encuentran en la zona para consentir a quienes optan por aprovechar sus vacaciones en la zona de la Ruta del Vino.

 

Con el Festival de las Conchas, el Vino Nuevo y la Fiesta de los Viñedos en Flor en los meses de abril y mayo inicia la celebración del vino. Las celebraciones culminan en el mes de agosto con las Fiestas de la Vendimia, que inician el primer viernes de ese mes con el tradicional Concurso de Paellas, en donde podrás disfrutar en familia, pareja o con tus mejores amigos.Para las autoridades de Baja California también resulta importante impulsar a la Ruta del vino como uno de los baluartes turísticos, ya que el sólo hecho de mencionar que esta entidad cuenta con 89 casas vitivinícolas, lo convierten en un gran atractivo.

 

La oficina de Proturismo, del gobierno municipal de Ensenada, destaca la importancia que representa la Ruta del vino y todo lo que le rodea, incluyendo a la Universidad Autónoma de Baja California (UABC). La Escuela de Enología y Gastronomía de la UABC anualmente lleva a cabo el XXV Concurso Internacional “Ensenada Tierra del Vino 2017”, en el que participan más de 300 etiquetas de vino.

 

Durante dicho evento la ocupación hotelera alcanza casi el 100 por ciento, en el que participan jueces procedentes de Estados Unidos, Chile, Argentina, Brasil, Italia, España y México.